division bienes

DIVISIÓN DE BIENES POR DISOLUCIÓN DE SOCIEDAD CONYUGAL

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE DISOLUCIÓN DE LA SOCIEDAD CONYUGAL

No pueden formar parte de la sociedad conyugal:

  • Los bienes adquiridos por herencia.
  • Los bienes adquiridos por legado.
  • Los bienes adquiridos por donación.
  • Los bienes adquiridos por don de la fortuna (los que se ganan en la lotería, por ejemplo)

Si el divorcio ya se completó, la división de los bienes gananciales se puede realizar de dos maneras: en el expediente de divorcio o por escritura pública (recurriendo a un escribano). Los escribanos actúan sólo si las partes están de acuerdo con repartir los bienes y en el modo de hacerlo.

En caso de que haya hijos, el cónyuge que se quede con ellos, que en la mayoría de los casos es la madre, será quien permanecerá en la vivienda. Si ambos cónyuges se harán cargo de al menos un hijo, el juez deberá analizar el caso.

Este término, básicamente, se refiere a los activos obtenidos durante el matrimonio. En este sentido, todas las propiedades pertenecen a ambos por igual, sin importar quién las haya comprado. Por lo tanto, el patrimonio de la pareja será el mismo para las dos partes.

En Argentina, los bienes obtenidos durante el matrimonio se dividen en partes iguales entre la pareja en caso de divorcio. Esto significa que la mujer tiene derecho a la mitad de los bienes obtenidos durante el matrimonio, independientemente de su papel en la adquisición de los mismos.

El divorcio produce la disolución automática de la sociedad de gananciales, poniéndo fin. Pero, mientras no se liquide, existirá una comunidad postganancial, formada por los bienes y deudas gananciales sin liquidar. Seguirán perteneciendo a la sociedad de gananciales y no a los cónyuges individualmente. Por lo que es importante darle un fin y finalmente realizar la disolución de la sociedad conyugal.

Un fideicomiso irrevocable, una sociedad de responsabilidad limitada o una sociedad de responsabilidad limitada pueden ser entidades disponibles para proteger los activos de un divorcio y los acreedores.